Santander crea el servicer Yera

Santander crea el ‘servicer’ Yera para gestionar los activos propios de Aliseda

El nuevo servicer de la entidad financiera será el encargado de gestionar una cartera con un valor bruto en origen estimado de 5.000 millones de euros. Santander recuperó hace apenas una semana la gestión de activos de Aliseda.

Santander pone en juego otro servicer. La entidad bancaria ha creado una nueva sociedad, llamada Yera Servicer, para que se ocupe de la gestión de la cartera de activos propiedad del banco que hasta ahora administraba el servicer Aliseda, según informa Expansión.

Santander recuperó hace apenas una semana la gestión de activos de Aliseda, que gestionaba tanto activos de la compañía dirigida por Ana Botín, como de Quasar, la sociedad que comparten desde 2018 Blackstone (51%) y Santander (49%). 

Aliseda gestionaba dos grandes carteras: una perteneciente al Santander y con un valor bruto en origen de 5.000 millones de euros, y la de Quasar, formada por activos dañados procedentes de Banco Popular por 30.000 millones de euros. La creación de Yera responde a la decisión de Santander de recuperar la gestión de la cartera de activos 100% de su propiedad que hasta ahora formaba parte del portfolio de Aliseda.

En los últimos meses, Santander está reforzando su actividad en real estate. La entidad cuenta con su propia plataforma de compra y gestión de activos dañados, Deva Capital, que a su vez será la sociedad que controlará Yera, que antes de acabar el año adquirió activos por 2.500 millones de euros. 

Más allá de Deva Capital, la entidad financiera también tiene una promotora de suelo, Land Capital; una filial para controlar sus oficinas en uso, Uro, y otra para gestionar las clausuradas, Retail Company. 

Aliseda cerró el ejercicio 2020 con unos números rojos de 463 millones de euros, un 44% más que en 2019. La cifra de negocio se redujo un 13,5%, hasta los 460,7 millones, por la necesidad de aumentar las provisiones para cubrir el deterioro de los activos. Entonces, la cartera de Aliseda estaba valorada a finales del año pasado a 1.998 millones de euros en activos residenciales, principalmente. Además, contaba con 614 millones en participaciones de empresas, como el 3,95% de Metrovacesa.